Publicado: 2 de Agosto de 2018 a las 11:34

En Electrónica Santa Ana, con nuestros 30 años de experiencia podemos decir que somos expertos en el sector de los electrodomésticos. Es por eso que te traemos una serie de recomendaciones a la hora de elegir un electrodoméstico.

  • Tienes que tener muy claro lo que quieres comprar, para qué lo quieres y el uso que le darás. 
  • Antes de elegir el producto debemos primero informarnos lo más que podamos. Así, tendremos un poco de idea en cuanto al electrodoméstico que compraremos. Internet es una plataforma que abarca una gran cantidad de información, páginas, tiendas... 
  • No tengas miedo de elegir un producto de una marca no tan conocida. Muchas veces por un precio menor podemos hacernos con un producto de igual o mejor calidad que uno de "nombre o marca". No tengas miedo de comprar electrodomésticos de marcas no conocidas ya que tienes que fijarte primero en la calidad y si te transmite fiabilidad.
  • Déjate orientar. Los buenos vendedores saben sobre la materia, con lo cual, podrán asesorarte en cuanto a la elección de lo que quieres. Sabrán decirte lo que es mejor para ti según tus necesidades.
  • La garantía es muy importante. Verifica que el producto cuente con una garantía amplia y que cumpla, por lo menos, dos años. Lo exige la ley en España. 
  • Elegir la nevera es muy clave ya que es el electrodoméstico más importante de un hogar. Debes pensar en el uso que le darás y actúa en consecuencia. Hoy en día los frigoríficos cuentan con distribuciones muy variadas y los hay de diferentes tamaños. Hay algunos que reparten el espacio a partes iguales entre la cámara frigorífica y el congelador. Otros, apenas dedican un espacio muy pequeño al congelador. Decide pensando en tu manera de organizarte. Y no por último, no olvides asegurarte de que no sea frost. ¡No frost! 
  • No te olvides de los gastos adicionales. Si bien el gasto adicional más típico es del transporte este no es el único. Por ejemplo, la persona que tenga que instalar el electrodoméstico, algún cable o manguera. O también los cambios en el sistema de tuberías. Estos son gastos frecuentes y no tienen por qué ser irrelevantes.
  • Por último, si vamos a comprar todos los electrodomésticos de nuestra nueva cocina en el mismo establecimiento no perdemos nada en intentar negociar algún descuento. Busca el mejor precio para ti.